Nazca – Carolina Pezoa

$8.000

81 páginas

2021

«El desarme de los lenguajes que Nazca despliega pone de manifiesto el quiebre
de las jerarquías que conservan una imagen convencional del mundo.
Las señas de la intimidad, las consignas y
protestas, la ciudad y la intensidad del presente se entrecruzan anhelantes,
al borde de una certeza o en peligro. Entre un ya no y un todavía,
la escena vacía y en silencio es uno de los extremos del intervalo que permite la palabra:
alguien asoma y comienza a decir:

Sonante
dicen primero vino el tono
lento, quizás abrirse tras cada verso
un surco; sereno, el romancero canta:
ya, poco importa
cómo y con qué vamos a cubrirnos

En Nazca, el tono de esas palabras talladas frágilmente sostiene el trayecto desde
el “ángulo que permite la ventana” y pregunta por el mar, hasta la ciudad que arde
transitada “En la i de los sueños”.
Así, el otro extremo del acorde que forman estos poemas son
los gritos de una revuelta que borran la distinción entre el interior de la hablante
y los acontecimientos que la rodean.
Ella sale, la calle ingresa desbordada. Se funden.»

 

NAZCA

 

Selección

***

 

Sin oleaje

su falta

 

sin extensión

la carne

 

su velo

su lazo apenas

 

qué dice esa voz

no dice

 

la palabra

tarda

 

***

 

DITÚ – si cuando el aire seca

es posible no la historia

sino el instante

contar el antes de tal vezcontar

 

que este ruido que se escucha es el mar

que este ruido se parece tan poco al mar

que habría que ver para decir que es el mar

contar que este ruido es el mar

 

a partir de las almendras

 

***

 

Concentrar en los ojos lo que pasa.

Acomodarse o más bien

someterse al ángulo que permite la ventana.

 

Son las 6:00 de la tarde y por el tono

del otro lado del edificio

el sol se irá escondiendo.

 

***

 

En la i de los sueños

habrá que dar un giro

de aliento

 

otro. Parece no basta oponer un no

estamos en guerra

no estamos

 

otra vez oscuridad. Noche

alba noche

tocalumbrar – palabra

 

***

 

Marzo, abril, mayo, etc.,

¿volveremos a encontrarnos?

 

, el paisaje se va estrechando en la ventana

algunos ruidos

 

desde abajo con la calle

algunas luces – ¿desde arriba?

 

. Callarse unx

 

y ver – ver porque aparece la idea de que tal vez

con ello

pudiera hacerse algo

 

confuso, ilegible – ver

replegarse así

el dividido teatro aéreo donde los ojos

no son más que panales

 

de memoria. Abrasa la imagen

registra – difícil

hablar con el silencio siempre junto a la autopista

 

. Queda algo de piel

 

17 disponibles

SKU: 01 Categorías: , , Etiquetas: ,