Poemas de Benjamín Salas

 










Detalle 3 Casilda García Archilla


Inmune

 

Imagino a Mary Oliver leyéndole el diario a su perro
la imagino consternada por no saber qué escribir
cómo describir esta inmunidad de la naturaleza
la naturaleza no humana que tanto amó y diferenció
de nosotros, la imagino sin saber cómo hablar
desde tanta fragilidad, la de ahora, sobre la apacible
vida inmune, sobre los altos árboles que no tosen

o los pájaros que corren por la terraza y saltan al vacío.

La imagino con temor y con desgano, sin problemas
de aislamiento, sin problemas de compañía pero siempre
sorprendida por hasta el más rutinario choque de hormigas
sorprendida por el amanecer de un virus turbulento
que se lleva a los vivos y deja a sus perros.

 

***

 

Silencio, madre

 

Madre, escucha los cantos de las aves
y no veas hacia los techos
donde los gatos más roncos se revientan
los ojos con sus garras y caen
se golpean contra el piso y salen
a correr con sus pieles ensangrentadas para esconderse
de otro gato, también ciego, moribundo y escondido.

Escucha, madre, ahí vienen por nosotros
una turba se acerca sin un plan
a buscarnos, madre, debimos

dejar la muerte a quienes pueden verla sin reír              

                                                                                                                             Silencio madre.

 

 

Benjamín Salas Sadler (Santiago, 1995)

Estudió Edición Editorial en la Universidad de Buenos Aires. Publicó recientemente Nunca nube, nunca niebla (Lítica Editorial, 2020), su primer poemario.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *