La pertenencia a la tierra, esa experiencia de ser y habitar, me permite preguntarme sobre el sentido de la literatura

Entrevista a Cristina Bravo Montecinos, autora de Cieno

Cristina Bravo Montecinos ha publicado recientemente la plaquette de poesía Cieno en la editorial de este colectivo. Quisimos conocer sobre su proceso de escritura, consideraciones acerca de la literatura en medio de momentos convulsos, sus referentes artísticos. Aquí parte de lo que nos contó:

Considerando las protestas sociales que en Chile han protagonizado las formas de cuestionar lo político, el confinamiento debido a la pandemia, el trabajo de deliberación para una nueva constitución y los cambios en la administración del Estado, ¿qué lugar puede tener para ti la práctica de la escritura hoy entre todas esas fuerzas en movimiento que parecen algunas veces ajenas a la reflexión literaria, y otras parecen estar generando nuevas perspectivas escriturales?

No son para nada ajenas a la reflexión literaria “esas fuerzas” en movimiento. No es una novedad decir que la literatura o el arte son políticos, sin embargo, este enunciado no parece afectar o participar de las reflexiones o decisiones políticas del país, por el contrario, es como si el arte en general, estuviese ajeno de las discusiones sobre la vida en sociedad, de lo público. La nueva constitución y el nuevo Gobierno abren alguna esperanza en que esta perspectiva obsoleta y profundamente dañina comience a cambiar, del mismo modo, participamos y vimos desde el comienzo del estallido social de octubre, una presencia o también un estallido del arte en la calle, como si lo político se abriera como un gran lienzo; apareció liberado el performance, la poesía, el grafiti, la pintura, la música, la instalación, se resignificaron importantes referentes culturales y artísticos, se discutió sobre la importancia de hacer política con y desde el arte y este lugar abrió nuevos sentidos, sospechó de la praxis de lo institucionalizado y unos meses más tarde, la pandemia nos confinó, este encierro obligado, por lo menos a mí, me llevó a indagar en nuevas formas de escritura y a leer como una forma de mantenerme en comunidad.

¿Qué referentes literarios, artísticos o símbolos históricos, contingentes se incorporan en tus poemas?

Son muchísimos, más de los que puedo distinguir. Lo primero que me aparece es la referencia a la naturaleza o naturalezas, ahí aparecen tantas referencias más, la memoria y la historia que se conforman como la revisión o exploración de quién soy y el territorio que quiero describir en mis poemas.  La pertenencia a la tierra, esa experiencia de ser y habitar que me parece muy compleja me permite preguntarme sobre el sentido de la literatura. Ésta última también es un referente fundamental, acercarse a otros textos implica un diálogo que amplía la propia escritura, es una sociabilización permanente, a solas o en la discusión con otros textos o con quienes practican la escritura y por supuesto que la música está constantemente acompañando el proceso de escritura, aparece como emoción, texto, silencio o continuidad. A veces escribo y bailo. Hay ahí una liberación.

¿Cómo fue el proceso de creación de Cieno?, ¿cuáles fueron las ideas que te interesaba poner en circulación?, ¿qué estrategias o procedimientos fueron los que te permitieron hacerlo?

Me interesaba indagar en la forma de los sueños, en la superposición de las imágenes propias de esa experiencia y coincide esta búsqueda con mis viajes continuos hacia el sur. Fue en el momento de la pandemia y ya cansada del encierro es que decido salir a recorrer la ciudad, Valdivia. En esas caminatas, el silencio de las calles me permitió agudizar el ojo y redescubrir la naturaleza. En ese andar se figuró otra forma de viaje, un viaje interior que actualizó la memoria y la forma en que se despliega la naturaleza, todos los movimientos que la van transformando continuamente y la  propia experiencia vinculada a las estaciones. Intenté formar, amasar todo ese recorrido en los poemas de Cieno.

La experiencia de lo natural y lo urbano chocan y se mezclan en Cieno, ¿cómo se da ese trayecto o mixtura? ¿Existen aspectos vitales o biográficos que aparecen en los poemas de tu libro?

Ese choque es más bien un encuentro, en la experiencia de lo urbano está la naturaleza también, en mi caso se dio como una búsqueda, como una necesidad por descubrirla, ahí está, es un parque, unos jardines, una terraza con plantas y flores que alguien cuida o descuida, son las casas de adobe, las grietas de murallas y del pavimento donde aparece la maleza y que me hacen pensar en que siempre está frente a nosotrxs.

No puedo pensar en una separación entre los aspectos vitales y biográficos cuando trabajo en un texto, como tampoco en una separación entre poesía y naturaleza, en mi caso, están profundamente vinculadas, sus movimientos, la observación de la naturaleza como un gesto que te instala en tu propia historia y de las comunidades.

Mi patio era un bosque a la orilla del río, un bosque comunitario, abierto, donde aprendí a reconocer la potencia de la naturaleza, a reconocerla junto a mis amigas. Conocí los nombres de los frutos, de las plantas y a sentirla como un refugio. Cieno es un poco de aquello, un viaje de observación permanente y de memoria.

Parece legible en Cieno la intención de liberar ideas e imágenes, darles en el poema una configuración no planificada, sino el orden que los propios versos vayan ganando, si así fuera ¿qué indagaciones o búsquedas participarían de esa liberación?

Es como lo mencioné antes, un intento por describir las imágenes que se expresan en los sueños, supongo que ahí aparece esta intención de liberar ideas e imágenes. Pero también, es un intento por recordar momentos de mi infancia y adolescencia. En ese ejercicio aparecen voces y toman protagonismo, como mi madre y mis abuelas, mucho de mi poesía tiene extractos de las historias que mis abuelas me contaban desde chica y claramente sus historias tienen una potencia que parecen repetirse como un mantra y que modifico para darles la forma del poema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *